Chake Fake News

Falso

Es falso que el alcohol en gel puede combustionar por las altas temperaturas del verano

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook

Yenny Sofía Espínola Soler, Víctor Nicolás Salinas Acosta, Violeta González Arce, Luis Fernando López y Silvia Aramí Escobar Escobar. Universidad Americana
(UA) | 23 de octubre de 2020.

Si tenés unos segundos, leé el resumen de la nota: 

-Circula en Facebook una publicación que afirma que el alcohol en gel dentro de los automóviles puede combustionar debido a las altas temperaturas producidas en el verano.

-Diversos estudios afirman que la probabilidad de que el alcohol entre en autoignición es muy baja, teniendo en cuenta las temperaturas interiores de un vehículo expuesto al sol.

-En la actualidad, existen estudios científicos que desmienten lo mencionado en la publicación compartida.

———-

Circula en Facebook una publicación en la que un usuario advierte que “el alcohol en gel que se lleva para desinfectar las manos puede combustionar por las altas temperaturas del verano que se duplican dentro de los autos”. Según lo mencionado, el punto de ebullición del alcohol se da a los 78°C, mientras que el mismo se vuelve inflamable a partir de los 38,5°C, por lo cual el usuario recomienda bajarlo siempre que el vehículo quede expuesto a las altas temperaturas. Estas afirmaciones son falsas, debido a que carecen de fundamentos científicos.

La publicación circuló masivamente en la red social Facebook, alcanzando un significativo número de compartidos y reacciones, acumulando hasta el momento de la redacción de esta nota una cifra de 86.901 compartidos, 3.483 comentarios y 1.798 reacciones, a solo 48 horas de su publicación.

Intentamos encontrar el origen del contenido sospechoso a través de una búsqueda inversa de imagen, herramienta de Google. Sin embargo, los resultados arrojaron una gran cantidad de portales a nivel global que mencionan diferentes publicaciones, pero con el mismo contenido.

El hecho de difundir un contenido en donde aparece un elemento tan importante como lo es el alcohol en gel, en la situación de pandemia por la cual estamos atravesando, y se afirme que es un potencial peligro, puede generar desconfianza por parte de la ciudadanía, haciendo que dejen de tener en cuenta al alcohol en gel como medida de protección ante el COVID-19.

En conversación con el presidente de la Federación de Químicos del Paraguay, Cristian Cantero, nos brindó detalles acerca de que el alcohol en gel tiene 70% de alcohol y el resto es agua.

Recalcó que es muy difícil que el mismo explote a temperatura ambiente, ya que es prácticamente imposible. En sí el producto es combustible, pero para que pueda explotar tiene que exponerse a una fuente de calor demasiado elevada, prácticamente unos 300°C, una chispa o una llama, precisó.

Así también, mencionó que todas las sustancias químicas deben tener una hoja de seguridad en donde se detallen las condiciones en las que se puedan utilizar, en este caso el alcohol en gel debe contar con una certificación para poder utilizarlo en circunstancias adecuadas. Además, hizo hincapié en que, si dentro de un vehículo no hay una fuente de calor, chispa o algo que comienza a encenderse es muy difícil que el alcohol en gel empiece a generar una combustión.

Por otra parte, aseveró que siempre hay que partir de la premisa que el alcohol en gel es un producto inflamable por la concentración que tiene y no hay que exponerlo a una fuente de calor directa, como una llama, ni a fuentes de altas temperaturas.

Por su parte, la ingeniera química Mirna Alvarenga elaboró un documento en el que explica que muchos de los desinfectantes para manos tienen un punto de inflamación alrededor de la temperatura ambiente pero que eso no significa que el líquido arda repentinamente (ignición) si alcanza esa temperatura.  

«El desinfectante para manos requeriría que las temperaturas alcancen más de 350 °C para encenderse espontáneamente. Es un producto no propenso a hacerlo, menos en cantidades tan pequeñas como los envases que normalmente llevamos en las cartera, o aun dentro de un automóvil cerrado y caliente», afirmó. 

Agregó que en cuanto a la estabilidad del alcohol en gel, la mayoría de los encontrados en el mercado tienen una estabilidad de dos años y muchas empresas formulan inclusive por encima de 70% para cubrir la evaporación leve que pueda sufrir con el tiempo y en condiciones ambientales muy calurosas.

Indicó que por otro lado, se encuentra también el alcohol al 70%, que es una mezcla de solo agua y alcohol etílico. «Este es un poco más inflamable que el alcohol en gel pues no contiene componentes que le den la consistencia de gel, como el polímero AA, glicerina, trietanolamina y otros, por ello hay que ser siempre precavidos y alejarlos de las fuentes de calor y las llamas. Si lo dejamos dentro del automóvil cerrado, al abrir este, dejar ventilar por unos minutos y no encender cigarrillos ni otras llamas», alertó. 

Resumiendo, alegó que ni el alcohol al 70% ni el alcohol en gel al 70% sufren de ignición (auto combustión) por debajo de los 350 °C, en condiciones normales de presión.

Asimismo, un estudio realizado en el 2015 sobre el “Efecto de la radiación solar en la temperatura interior del vehículo” por el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) y el Automóvil Clun Suizo (TCS) concluyó que, permanecer dentro de un vehículo resulta peligroso a partir de una temperatura interior de 40 ºC, la cual se alcanza al cabo de 42 minutos (manteniendo una temperatura exterior constante de 25ºC), mientras que pasados los mismos 42 minutos, se ha podido medir una temperatura de 72,8ºC sobre la superficie del salpicadero.

Dicho efecto puede conllevar daños en la piel humana en tan solo unos segundos, sin embargo, a pesar de ser un potencial daño para la piel de quien se encuentre en el interior de un vehículo a altas temperaturas, esto no representa un peligro para la permanencia de alcohol en gel dentro del mismo.

Según el artículo científico difundido por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, México, afirma que el punto de autoignición del alcohol etílico (principal componente del alcohol en gel) tiene su punto crítico de ignición a los 365°C y a partir de los 78°C este inicia un proceso de ebullición.

De acuerdo con los datos recabados por el portal británico Fullfact.org, es posible que el alcohol expuesto al sol se evapore, soltando así vapor potencialmente inflamable.

Lo que se rescata de este portal es que para que se produzca una explosión a temperaturas bajas (entre 20°C y más) debe existir un agente de calor externo que produzca al menos una chispa para que se provoque una explosión, de lo contrario es muy difícil que el alcohol en sí consiga estallar por sí mismo.

En el documento técnico sobre Temperaturas de ignición, autoignición y gasificación ofrecido por la Escuela de Bomberos de Santiago, Chile, se menciona que “la temperatura de ignición es la mínima a la cual una sustancia inflamable emite suficientes vapores que, en presencia de una llama, pueden inflamarse”. Mientras que, en la autoignición, “la mínima temperatura requerida para que una mezcla combustible/aire se inflame, sin necesidad de que exista una llama o cualquier otra fuente de ignición presente”.

En términos coloquiales, para que ocurra la ignición debe haber una fuente de calor externa que lo provoque, en tanto que la autoignición ocurre cuando la sustancia alcanza una temperatura sumamente elevada en la que el alcohol en gel por sí solo estalle, lo cual es poco probable que suceda en un vehículo a una temperatura promedio en verano, a menos que el mismo esté incendiándose.

Así también, el director del Centro Nacional del Quemado, Dr. Bruno Balmelli manifestó que los accidentes más comunes se dan al “querer hacer alcohol en gel, las persona lo manipulan cerca de una llama y se queman”. Dando a entender que los daños causados por el alcohol son a causa de una fuente de calor externa y no una explosión propia, producida por los componentes químicos.

Pese a ser un tema muy compartido en los grupos y del que se habla en las últimas semanas, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) no ha sacado ningún comunicado al respecto. No obstante, en su página oficial advierte sobre las precauciones que se deben tener ante el uso del alcohol en gel, aclarando que el uso del mismo no reemplaza el lavado de manos y que puede provocar quemaduras si no se toman las medidas necesarias.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue recomendando la utilización de un desinfectante a base de alcohol a modo de evitar contraer COVID-19, por lo que este componente no resulta potencialmente peligroso siempre y cuando sea empleado de manera correcta y con precaución.

Este chequeo es parte de la iniciativa Cháke Fake News, un programa impulsado por el PNUD, MITIC y el BID. Su contenido fue analizado en conjunto: imagen y texto.

Envianos contenido que te resulte sospechoso y que podría ser una desinformación y nosotros chequeamos.