Chake Fake News

Falso

Es falso que el aceite de coco destruya el virus del COVID 19

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook

Por Sofía Bareiro, Kelly Salinas, José Topacio y Elías Yunis. Universidad Americana (UA) | 30 de octubre de 2020.

Si tenés unos segundos, leé el resumen de la nota: 

-En estos días estuvo circulando en grupos de WhatsApp el titular de una noticia que afirma que “el aceite de coco destruye el virus del COVID- 19, según científicos filipinos”. Esta afirmación es falsa. Los científicos del Consejo Filipino para la Investigación y el Desarrollo de la Salud (PCHRD), quienes llevaron adelante el estudio, aclararon que el mismo podría tratarse de un “potencial agente antiviral contra el COVID-19”, no que ya lo fuera.

-Hasta el momento, no hay evidencias suficientes que respalden el estudio. Inclusive, el grupo de profesionales advirtió que se necesitan más experimentos para determinar si una mayor concentración de compuestos de aceite de coco puede reducir aún más la tasa de replicación del virus que causa el COVID-19.

-Por su parte, el Dr. Daniel Rivaldi, investigador del Departamento de Aplicaciones Industriales de la Facultad de Ciencias Químicas, de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) explicó para un medio local que a partir del ácido láurico proveniente del coco, se pueden preparar compuestos que actúan como antimicrobiano, pero no se puede afirmar que elimine el COVID-19.

———-

Está circulando en WhattsApp una imagen del titular de una noticia publicada en un medio de comunicación local, que señala que “El aceite de coco destruye el virus de Covid-19, según científicos Filipinos”. Sin embargo, esta afirmación que se hace en el titular es falsa.

Además de haber sido viralizado en grupos de la red social de mensajería, el posteo de la noticia con este titular fue compartido en Facebook, con  2681 interacciones y en Instagram, con 5363 me gusta y 104 comentarios en total.

La investigación sobre los efectos del aceite de coco frente al COVID 19, realizada por científicos del Consejo Filipino para la Investigación y Desarrollo de la Salud (PCHRD), fue publicada en su portal web , bajo el título: “El aceite de coco, un potencial agente antiviral contra el COVID-19”. En ningún momento afirma que ya lo sea, siempre habla de potencial.

Asimismo, en otro punto, aclara que se necesitan más experimentos para determinar si una mayor concentración de compuestos de aceite de coco puede reducir aún más la tasa de replicación del virus que causa la enfermedad respiratoria de la covid-19.

“Todavía existen soluciones alternativas contra el COVID-19, además de las vacunas. Aunque se necesita más investigación antes de desarrollar una posible opción de prevención o tratamiento, nuestro objetivo es dar esperanza a los filipinos a través de nuestras iniciativas de investigación local en curso”, dijo el secretario del Departamento de Ciencia y Tecnología, Fortunato de la Peña, en la publicación del estudio, el pasado 5 de octubre.

Después de seis meses de experimentos, los resultados mostraron que los compuestos de aceite de coco y aceite de coco virgen, o VCO, un producto fácilmente disponible en Filipinas, redujeron el recuento de coronavirus en un 60-90% con una carga viral baja.

Por su parte, el medio de comunicación Animal Político, de México, afirmó que es verdad que el Departamento de Ciencia y Tecnología del gobierno de Filipinas anunció que realizó un estudio en el que se demuestra que los compuestos de aceite de coco “redujeron el recuento de coronavirus en un 60-90% con una carga viral baja”. Aunque aclara, que este tratamiento alternativo todavía se sigue estudiando y los resultados no son concluyentes. “Es más, no pudimos encontrar el documento que explique la metodología y resultados de forma precisa”, indicó la publicación.  

El doctor Daniel Rivaldi, investigador del Departamento de Aplicaciones Industriales de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad  Nacional de Asunción (UNA), explicó a la redacción del medio “El Independiente” que existen referencias científicas que indican que partiendo de monolaurato de glicerina (un derivado del aceite vegetal) se podría combatir algunas bacterias y virus, pero no así en el caso del coronavirus por su poca evidencia demostrada.

En la misma publicación, el doctor agregó que el tipo de coco que se involucra en la investigación en Filipinas, no es el endémico del Paraguay.

La Organización Mundial de la Salud insiste en sus recomendaciones para prevenir el COVID-19, como el lavado frecuente de manos, el distanciamiento de más de dos metros, el uso de tapabocas, seguir una dieta equilibrada, cuidar la hidratación, hacer ejercicios de forma habitual y dormir bien. Siguen en vigencia porque no existe aún un tratamiento efectivo contra el virus y porque la vacuna es el medio que se espera a futuro para verdaderamente anunciar una cura real.

El titular de la noticia publicada en el diario Última Hora, que tiene como fuente a la agencia EFE, hace la afirmación en su titular de que el aceite de coco destruye el COVID, sin embargo, en el desarrollo de la noticia, en el cuarto párrafo, indica que en declaraciones del PCHRD se necesitan más experimentos para determinar si una mayor concentración de compuestos de aceite de coco puede reducir aún más la tasa de replicación del virus que causa la enfermedad respiratoria del Covid-19. Es decir, el título de la noticia no refleja la conclusión a la que llegaron realmente los científicos filipinos, lo que puede generar una confusión en las personas que lean solamente el titular y no se adentren en el contenido de la nota.

Hasta la fecha ningún médico, especialista, entidad u organismo responsable de resguardar la salud afirmó que el consumo del aceite de coco sirva para destruir al virus.

Este chequeo es parte de la iniciativa Cháke Fake News, un programa impulsado por el PNUD, MITIC y el BID. Su contenido fue analizado en conjunto: imagen y texto.

Envianos contenido que te resulte sospechoso y que podría ser una desinformación y nosotros chequeamos.